MÁS DE LO DE SIEMPRES

La tarde cae veloz y bajo el umbral de la Casa Museo Solón Romero se reúnen los subproductos de nuestra generación, se saludan con sonrisa de banquete de caridad. El Gordo Fabián ni siquiera entra. Más de lo de siempre.

Súbita, la tía gringa* toma el micrófono  y comienza a perorar una de sus pelinpinpléticas, sus chistes acosan al público presente, a los autores de los libros y revistas que se presentan esa noche ¡y a los libros y revistas! La audiencia permanece hostil, sus rostros congelados; han venido a un evento serio, la poesía es seria: algún precepto lo dicta.

Los autores en cambio se sonríen entre sí. De golpe se miran sorprendidos: La tía gringa acaba de recalcar por enésima vez que los buenos escritores bailan pero ahora invita a los presentes a mostrar su talento… Desde algún lugar del museo suena una batería improvisando un ritmo de jazz, Maque Pereira y Sofi Calisaya serpentean sus cuerpos hasta los autores, se satura el aire con feromonas y adrenalina. A los pobres poetas no les queda más que intentar guardar el compás, de tonos rabiosos y sexuales.

Al final del baile se anuncia “una copita a modo de vino de honor”; alguien entre el público se ríe. Con un vaso desechable conteniendo dos dedos de algo sabor a Ron&Cola-trucho me aproximo a Yerko Lobos, quien en vez de apartarme a un lugar tranquilo donde hablar de política cultural, estética y suprametafísica, me guía al centro de la sala atestada de público y me sienta cerca de un martillo y una baraja de naipes personalizada. Sobre la pared frente a nosotros, las intervenciones de Giovanni Bello a su poemario: Superficies Que Sabemos Que No Nos Pertenecen; y al fondo, un revistero con los cómics de José Villanueva llama la atención gracias a unos afiches con una modelo semidesnuda leyendo en la cama.

“La noche hubiera sido más tranquila, quizá, si desde el día anterior no hubiese comenzado un tratamiento con mezcalina como suplemento alimenticio”, me dice ni bien nos sentamos, “…conocí a los chicos y pensé, tengo que presentarlos uno al otro, desde entonces hacemos este tipo de eventos.”

“El Giovas me recuerda a Christian Bök en esto de querer introducir texto en el genoma humano y ser parte del resto de Cultura Universal a bordo de la sala de arte menor de la nave espacial portando el arma biológica de nuestro ADN, hacia algún exoplaneta, inocente y equilibrado, precultural. El epítome cultural es relevante solo y apenas para la conquista del espacio.”

“José me dijo una vez con pecaminosa arrogancia, …y solo dios sabe cómo me pone cuando habla así, me dijo, ¿no te provoca vergüenza ajena lo que estas gentes se sienten comprometidas con el pasado?, en otra ocasión, sonriendo y enfatizando los anglicismos con su manera tan particular, me dijo, yo escribo para los brows, me encanta leer para los brows; caminábamos por la plaza Humboldt y dios, parecía Cristo fumando drogas y todo estaba bien.”

“Así que los tres nos reunimos a planificar un festival de poesía pero es imposible hacer de un festival de poesía algo más feo, preferimos pues intervenir nuestros libros, reunirlos en un museo e invitar a la Gera a presentarlos con uno de sus shows pelinpoéticos (sic) …yo creo que ha estado bien esto de Temporosos Amorales**, me han gustado bien harto los recuerditos che”. Conversamos plácidamente por un momento más y me entretuve con el martillo y los naipes sobre la mesa. Los naipes leían fragmentos de poemas en su centro. Lo barajé varias veces. Saqué una, tres, siete, doce cartas cada vez. Organicé las cartas en tricas y escaleras, por palos y números; las extendí sobre la mesita. Las combinaciones sugerían nuevas imágenes.

Antes y hasta ahora yo mismo he frecuentemente caído en este error, iba a ser el título del libro pero me decidí por Hipogeusia para hacer evidente su despropósito: la palabra indica la disminución o pérdida del sentido del gusto…”

Cerrado el museo, ida la mayor parte de la concurrencia, fuimos los rezagados a la celebración organizada por los poetas en el bar ex Utopía. Leyeron Yerko Lobos, José Villanueva Criales, Rocío Bedregal Michel, Osdmar Filipovich, Roldán -el guardacoches de la cuadra-, Inti Villazante y Daniel Moreno. A los días volví a la Casa Museo Solón Romero para disfrutar de los insectos en las páginas de Giovanni, de los cómics del José y de los juguetes por Yerko. Volví a mi cuarto con los poemarios, volveré por el martillo.

*Geraldine O’brien, boliviana, profesora de inglés, stand-up comedien, cantante, poeta, autora de Valium Juan (2011).

*Temporosos Amorales reunió las obras de José Villanueva Criales (My Chapyness +  tres tristes chistes), Giovanni Bello (Superficies que sabemos que no  nos pertenecen) y Yerko Lobos (Hipogeusia); se inauguró en la sala temporal de la Casa Museo Solón Romero el 12 de mayo y permaneció abierta hasta el 4 de junio.

Temporosos Amorales

Banner web diseñado por José Villanueva Criales

El 2015 se inauguró en Casa Museo Solón Romero, la exposición “Temporosos Amorales”, reuniendo el trabajo de los poetas feos: Yerko Lobos, Giovanni Bello y José Villanueva Criales.
Para inaugurar la sala y presentar los libros, fue la poetisa y comediante Geraldine O’brien Sáenz, autora de Valium Juan (2011), quien criticó los libros mediante un espectáculo Stand-up Comedy, ante un público, al principio tímido pero que poco a poco se fue soltando a la risa.

LA EXPOSICIÓN ESTARÁ ABIERTA HASTA EL 4 DE JUNIO
Casa Museo Solón Romero abre sus puertas de Lunes a Viernes, de 9:00 a 12:30 y de 15:00 a 18:30.

(Abajo: grabación de la presentación de los libros Hipogeusia, My Chappyness, Tres Tristes Chistes, y Superficies Que Sabemos Que No Nos Pertenecen)

VISTA PREVIA, DE QUÉ

El día 21 de Marzo, Día Nacional del Cine Boliviano, se celebró en El Espejo Cine-Club la presentación única, no diré estreno, del largometraje titulado “PROCAS†INACIÓN”, de Sergio Pirelli, como parte de las actividades que desde el día anterior se desarrollaron en dicho espacio cultural. El festival Vista Previa arrancó la noche del día 20 con cortometrajes y si bien varios demostraron rigor cinematográfico, fueron tres entre todos ellos los que llamaron la atención de esta redacción: De la muestra, “Una guerra de película”, proyecto gestionado por ADOC-Bolivia, “Quejas del alma” fue de lejos la realización que de mejor manera resolvió sus decisiones de producción, en él la Guerra del Chaco es presentada mediante el relato oral de la vida de un pianista preso por los paraguayos. En la segunda parte de la velada se proyectaron aún más cortometrajes. Entre ellos “Nueva Vida”, dirigido por Kiro Russo y producido en Argentina; narración impecablemente fotografiada con un final inesperado. Otro: “Volivia”, cortometraje por Sergio Pirelli, carente de narrativa, hace reflexionar sobre el imaginario del país en cuestión por medio de la intervención digital a audiovisuales del cine y la televisión bolivianos. Al día siguiente, Miguel Hilari, realizador del documental “El corral y el viento”, condujo la presentación de los resultados del taller que dirigió con apoyo del CCELP, denominado “La construcción de un espacio”. Los audiovisuales, de carácter homogéneo, demostraron una conducción extremadamente cuidada e incluso quizá paternalista, pero en los que afortunadamente los talleristas procuraron mantener el ritmo y la tensión a lo largo de sus obras. No fue el caso de “PROCAS†INACIÓN”, que si bien no se funda en una estructura narrativa tradicional, de picos y giros en calculados momentos de la línea temporal, tampoco respeta sus propias reglas de ritmo y montaje, percudiendo en el resultado final. La película, a fuerza de mantener una alta tensión en todos sus planos termina anulándola, haciendo que el largometraje caiga en un aburrido vértigo. El ejercicio, que parece pagar tributo a “Trash Humpers” (Harmony Korine, 2009), no alcanza la poética ni la reflexión de su referente, ni a desdoblar las dimensiones de los personajes. Tiene sin embargo sus momentos, aún con escenas que claramente pertenecen al género del videoclip: el conjunto de baile techno en medio del paisaje selenita del altiplano, es uno entre varios ejemplos. En general el público supo responder a la convocatoria, llenando las salas a tope y criticando ampliamente los materiales proyectados. La organización se limitó a difundir y no estorbar, lo que significó un punto a favor en un medio donde la mayoría de estos eventos se ven empalidecidos por la excesiva presencia de los organizadores sobre la palestra. En suma, esperamos que esta clase de eventos sigan difundiendo el trabajo de los realizadores bolivianos, dándonos así, a quienes ejercitamos la crítica, algo en qué afilar los dientes.

Untitled CXVII (or APRIL, 2015)

It’s been some time since I write on this blog, partly because I’ve been printing most of my stuff, subsequently because I do not trust cloud-storage.

In the past few months I’ve been working on a poems book, made of those written last year, and I’m also working on fresh material.

Competition tends to be much more unfair than it is just by itself.

Also finishing: Last year’s fictional script for screenplay. As opposed to this year’s non-fiction project.

Working my ass off. Rehearsing every night in preparation for concerts honouring OEIN’s 35th anniversary next month.

Everybody writes, everybody reads. And it gets on my nerves, makes me sick. No reasoning behind.

From all human data base, recently I have found a thing or two worth preserving and sharing. Hence, I link them down, for me to read them in a later time.

http://www.poetryfoundation.org/poetrymagazine/article/250240

Above, Kenneth Goldsmith. I have just come across his writing. I think he’s one of the best, alive. He authored Day and The Day, both being collages out from single New York Times issues.

Below, an interview with Patricio Pron, author of the book titled “El libro tachado, Prácticas de la negación y el silencio en la crisis de la literatura”, interview which introduced me to Robert Wasler and which I read just a few weeks before “I look to theory only when…”.

http://www.revistaenie.clarin.com/literatura/sueno-tachar-nombres-propios_0_1316268381.html

On a third hand I present you with Chen Chen’s only two poems I’ve read, maybe someone can make up an explanation to why they bring me about to tears.

http://www.twelfthhousejournal.com/chen-chen.html

Lastly, I started following CAConrad88, Valentina Nappi and The Real Banski a few months ago on twitter. Tarkovski’s films were uploaded to the web then banned then published on youtube.com. Life seems to think it doesn’t need to explain itself.

http://www.etymonline.com/index.php?term=pathetic

http://ubu.com/vp/Ernst.html (Max Ernst, La Femme 100 tetes [21.7mb, PDF] 1929).

——————

*Just read at CAConrad’s facebook profile an acusation he rises on KG on homophobic behavior. Mixed feelings. Didn’t like KG’s profile pic on twitter anyway.

eusebio ruvalcaba

Texto de los jueves

.

¿En dónde estás, maldita sea?

1) Escribo y escribo fatídicamente en vano. Porque pienso en las palabras y no en su profundidad. Vanidad de vanidades.

2) Estoy trepado en la vaguedad de la escritura. Me importa más la estructura y el estilo que desollarme el alma —exactamente como te fijas en una mujer por sus tetas y no por su dolor. Por lo que puedes inferir de sus palabras. O de sus ojos.

3) Ya nadie da una limosna. Los mendigos se retiraron a sus madrigueras cuando vieron venir el tsunami del neofascismo.

4) El alcohol es una droga. Cada vez más te aleja de tu problemática, y cada vez más te aproxima a tu fosa. Que ni siquiera es individual, sino común. Donde están todos los que carecen de nombre o recursos. O los que quieren morir en el anonimato. Porque no hicieron nada…

Ver la entrada original 495 palabras más